Frankenstein y el año sin verano

¿Sabíais que el 1815 fue un año sin verano?

 

En abril de 1815, el monte Tambora, un volcán que se encuentra situado en la isla de Sumbawa, en el archipiélago indonesio, entró en erupción. Fue la erupción más grande conocida en el planeta durante los últimos 10.000 años.

El estallido fue tal que se escucho a más de 2.000 km. Las primeras explosiones fueron tan tremendas que provocaron incluso la movilización del ejercito que se encontraban en la isla de Java, al ser confundidas con cañonazos. La columna de humo que se formó ascendió incluso hasta una altura aproximada de 40 metros.

Según el Índice de Explosividad Volcánica del Estudio Geológico de Estados Unidos, esta erupción recibió una calificación de 7 en una escala de 8 ( cien veces mayor que el estallido del Monte Santa Helena en 1981).

Se estima que mas de 100.000 personas murieron por el fuego, los gases tóxicos, la lluvia de cenizas y de hambre y posteriores enfermedades.

 

Tambora, el volcán que cambió el clima

Los fuertes vientos desplazaron toneladas de cenizas en suspension. Y esta especie de bruma tóxica de dióxido de azufre, fue creando fenómenos extraños en todo el  mundo. Aquella primavera, el sol palideció bajo un manto de cenizas lo que ocasionó que la temperatura de la Tierra descendiera hasta medio grado.

El clima cambió y en algunas zonas la lluvia llegó a multiplicarse por tres. En otras zonas, hubo heladas en periodos en que la temperatura nunca bajaba de 20 °C…

A lo largo del mundo se fueron sucedieron grandes disturbios originados por el hambre que causó el frio.

 

Y la inspiración nació dentro del caos

Las lluvias torrenciales azotaron y destruyeron los arrozales en China, donde muchos sufrieron de inanición como describió el poeta Li Yuyang en «Un Suspiro de lluvia del otoño»:

 

«El agua que se derrama de los aleros me ensordece

La gente se precipita por la caída de casas por millares

Es peor que el trabajo de los ladrones.

Ladrillos agrietan. Las paredes se caen»

 

Mientras en Europa tiritaban de frío en este año sin verano, algunos de los nombres más famosos de la poesía inglesa se habían ido de vacaciones a Suiza, pero el mal tiempo hizo que permanecieran encerrados en la Mansión  “Villa Diodati” junto al Lago Lemán.

Fué así como una jovencisima Mary Shelley ( tenía entonces 18 años), junto con su futuro marido el reconocido poeta Percy Shelley, Lord Byron y Polidori, al calor del fuego y de los vapores del vino, ideó una criatura “fabricada, ensamblada y dotada de calor vital”. Esta Criatura vió la luz en el espeluznante relato “Frankenstein” dos años más tarde. A Polidori, las circunstancias le llevaron a escribir “El Vampiro” (libro en el que se basó el Drácula de Bram Stoker) mientras que Lord Byron compuso su apocaliptico poema “Oscuridad”.

 

año sin verano _ Frankenstein

 

 Y así fue como aquel 1815 fue un año sin verano y cómo incluso,  dentro de aquel caos, nació la inspiración.

 

Escrito por: Anabel Pérez

Imagenes: Pixabay

Fuentes: Internet

Deja un comentario